¿Qué es una Visión Mental y Cómo utilizarla para Establecer Contacto Contigo Mismo?

Esta técnica te permitirá deshacerte de actitudes inconscientes y reacciones automáticas.

¿Qué significa visión mental?

Este concepto fue introducido y descrito en el libro “Mindsight. La nueva ciencia de la transformación personal” del neuropsiquiatra Daniel Siegel.

Él llama visión mental a un tipo de atención enfocada que nos permite ver el funcionamiento interno de nuestra mente. El autor también habla de ello como el “séptimo sentido” o “visión inteligente”.

Esencialmente, detrás de todas estas definiciones está nuestra capacidad de percibir y ser conscientes tanto de nuestros propios pensamientos y sentimientos como de los pensamientos y sentimientos de los demás.

Mindsight nos ayuda a desactivar el modo piloto automático y dejar de lado reacciones habituales y patrones de comportamiento. Brinda la oportunidad de nombrar y domesticar las emociones que experimentamos en lugar de ceder ante ellas.

Compara dos frases: “Estoy enojado” y “Me siento enojado”. En el primer caso, una persona se describe a sí misma, limitándose a un solo sentimiento. En el segundo, lo define y lo reconoce, manteniendo el control sobre él.

Siegel cree que la conciencia es un proceso que regula el flujo de energía e información dentro de una persona y entre una persona y el mundo exterior. Cuando aprendemos algo nuevo, transformamos este flujo y necesitamos una visión mental para gestionarlo.

Además, cuando desarrollamos mindfulness, cambiamos la estructura del cerebro y estimulamos la formación de nuevas conexiones neuronales, lo que nos ayuda a procesar nuestras emociones.

¿Cómo desarrollar una visión mental?

Según Siegel, una visión mental combina tres componentes:

  • insight: insight que ayuda a notar los procesos internos en la mente
  • empatía: la capacidad de percibir los sentimientos de los demás y sentir empatía por ellos
  • integración: la capacidad de ver diferencias en detalles y establecer relaciones de causa y efecto

La visión mental no es algo innato; debe desarrollarse de forma independiente mediante la práctica constante de la autoobservación.

La forma más segura de dominar esta habilidad es enfocar deliberadamente tu mente y dirigir tu atención a lo que te interesa. Esto podría ser cualquier cosa, desde su propio cuerpo hasta las relaciones con otras personas.

Existen diferentes prácticas de visión mental, pero el propio Siegel aconseja comenzar con dos ejercicios sencillos.

1. Muestra Atención a los Demás

Intenta observar a la gente cuando esté en un lugar público. Primero, preste atención a su apariencia, luego conecte la empatía e imagina lo que podrían estar pensando y sintiendo, y finalmente compare los resultados.

Suelen ser muy diferentes entre sí. A primera vista, una persona puede no parecer muy agradable, pero da una impresión completamente diferente a nivel de sensaciones. Por ejemplo, puedes notar que simplemente está triste o deprimido.

2. Escúchate a ti mismo

Muy a menudo perdemos el control de nuestras emociones y sucumbimos a reacciones automáticas cuando perdemos el contacto con las sensaciones corporales.

Así que haz una pausa con regularidad y controla tu cuerpo y tu mente. ¿Cómo te sientes en tu cuerpo ahora mismo? ¿Te sientes en contacto con él o no?

Escanea todos sus órganos y observe las áreas donde siente tensión. Luego pasa a tu estado mental.

¿Qué emociones estás experimentando en este momento? ¿Son fuertes o débiles? Qué estás pensando? Las respuestas a preguntas como estas le ayudarán a entenderse a sí mismo y a mejorar la situación.

minar esta habilidad es enfocar deliberadamente tu mente y dirigir tu atención a lo que te interesa. Esto podría ser cualquier cosa, desde su propio cuerpo hasta las relaciones con otras personas.

Existen diferentes prácticas de visión mental, pero el propio Siegel aconseja comenzar con dos ejercicios sencillos.

🔥 RELACIONADOS