Guía Completa de la Metodología Agile enfocada a la Gestión de Proyectos

Guía Completa de la Metodología Agile enfocada a la Gestión de Proyectos
Guía Completa de la Metodología Ágile enfocada a la Gestión de Proyectos

En febrero de 2001. 17 profesionales del software que se autodenominaban “The Agile Alliance” se reunieron para desarrollar lo que denominaron el “Manifiesto para el desarrollo de software ágil”.

En el documento, se destacan 4 valores y 12 principios fundamentales, que en la actualidad, se conoce como el Manifiesto Agile.

Si bien, las personas que redactaron «El Manifiesto para el desarrollo de software ágil» no fueron los pioneros del principio ágiles, si que fueron la consolidación de los valores que ya se habían estado usando (durante los años anteriores) en la gran mayoría de las empresas más importantes dedicadas al desarrollo de software.

Hoy en día, la metodología ágil, se ha introducido en casi todas las industrias.

Si queremos comprender como se** aplica el enfoque ágil en el campo de la gestión de proyectos y en proyectos más tradicionales**. Debemos centrarnos en los 4 valores y los 12 principios sobre los que se construyó la filosofía ágil. Además, se discutirán a continuación, las diferencias entre el enfoque ágil y el enfoque en cascada, y se revisarán algunas metodologías ágiles de las más populares.

Por último, vamos a revisar 10 de las mejores herramientas ágiles de 2020, que entrarán en competencia junto a las 8 mejores herramientas para la gestión de proyectos que ya te hemos mostrado, aquí, en Ciberninjas. Empezamos.

¿Qué es el enfoque ágil?

En la gestión de proyectos, el enfoque ágil es un proceso de desarrollo de productos que tiene un ciclo iterativo. El marco de trabajo con una gestión de proyectos ágil, adquiere un aire exclusivo por la falta de unas pautas rigurosas.

En lugar de seguir un camino lineal como lo harían otras metodologías de gestión de proyectos, el enfoque de las metodologías ágiles fomenta la capacidad de respuesta y la adaptación a los cambios que pueden ocurrir en cualquier punto del ciclo de vida del proyecto o dentro de un ciclo de vida de un desarrollo de software.

Hay principalmente cuatro valores que hacen que el enfoque ágil de la gestión de proyectos sea diferente de los enfoques en cascada.


¿Qué es la gestión ágil de proyectos?

Los ciclos de vida iterativos o ágiles se componen de varias iteraciones o pasos incrementales hacia la finalización de un proyecto. Los enfoques iterativos se utilizan con frecuencia en proyectos de desarrollo de software para promover la velocidad y la adaptabilidad, ya que el beneficio de la iteración es que puede ajustarse a medida que avanza en lugar de seguir una ruta lineal.

Uno de los objetivos de un enfoque ágil o iterativo es liberar beneficios durante todo el proceso en lugar de solo al final. En esencia, los proyectos ágiles deben exhibir valores y comportamientos centrales de confianza, flexibilidad, empoderamiento y colaboración.

¿Cuáles son los principios de AGILE a la hora de trabajar?

La filosofía ágil se concentra en las personas empoderadas y sus interacciones y en la entrega temprana y constante de valor a una empresa.

La gestión ágil de proyectos se centra en ofrecer el máximo valor frente a las prioridades comerciales en el tiempo y el presupuesto permitidos, especialmente cuando el impulso para cumplir es mayor que el riesgo. Los principios incluyen:

  1. El proyecto divide un requisito en partes más pequeñas, que luego son priorizadas por el equipo en términos de importancia.
  2. El proyecto ágil promueve el trabajo colaborativo , especialmente con el cliente.
  3. El proyecto ágil refleja, aprende y se ajusta a intervalos regulares para garantizar que el cliente siempre esté satisfecho y se le proporcionen resultados que se traduzcan en beneficios.
  4. Los métodos ágiles integran la planificación con la ejecución, lo que permite a una organización crear una mentalidad de trabajo que ayuda a un equipo a responder de manera eficaz a los requisitos cambiantes.

¿Cuáles son los principios del trabajo ágil?

Agile es un marco y una mentalidad de trabajo que ayuda a responder a los requisitos cambiantes. Se centra en ofrecer el máximo valor frente a las prioridades comerciales en el tiempo y el presupuesto permitidos, especialmente cuando el impulso para cumplir es mayor que el riesgo. Hay cuatro principios que se utilizan normalmente para destacar la diferencia entre los enfoques ágil y en cascada (o más tradicionales) para la gestión de proyectos:

Colaboración con el cliente sobre la negociación de contratos

En un entorno ágil, la forma en que se entrega un proyecto es impulsada por un equipo que trabaja con los usuarios finales, el enfoque está en un entregable central y se repite a lo largo del tiempo. Permitir que el usuario dirija el diseño de un proyecto puede marcar una diferencia significativa en los resultados del proyecto. Agile favorece los beneficios y la innovación a través de la colaboración con un enfoque particular en la satisfacción del cliente, la calidad, el trabajo en equipo y la gestión eficaz.

Individuos e interacción sobre procesos y herramientas

Agile enfatiza un cambio del control al consenso. El enfoque está en que las personas obtengan beneficios a través de equipos comprometidos, responsables y de alto rendimiento con enfoque en compartir datos, apertura, comunicación en equipo y aprender de los comentarios. Esto a menudo requiere un cambio de comportamiento; aquellos que desempeñan funciones de gestión se convierten en y del equipo tanto al servicio como al liderazgo para crear compromiso y responsabilidad hacia un objetivo final.

Responder al cambio sobre seguir un plan estructurado

La ‘cascada’ tradicional utiliza un alcance acordado para crear un plan de tiempo y recursos. Agile establece los recursos y el tiempo que, en última instancia, impulsan el alcance. Habrá una serie de períodos de entrega de tiempo y costo, sprints, a través de los cuales evolucionará el proyecto.

Un entorno ágil establece un producto mínimo viable (MVP); el entregable del proyecto principal para activar el inicio de una entrega. Es probable que esto cambie a medida de que el equipo del proyecto se dé cuenta de otras oportunidades o beneficios que estarán disponibles a lo largo de cada sprint.

Soluciones de creación de prototipos / trabajo sobre documentación completa

El equipo es propietario del MVP y trabaja en conjunto para desarrollar el producto; qué entregarán y cómo lo entregarán. El equipo de entrega siempre estará centrado en enfocarse en la solución al problema que se está enfrentando. El equipo realizará ajustes constantes al alcance del producto.

¿Por qué necesito ágile en la gestión de proyectos?

Agile es una filosofía que se concentra en las personas empoderadas y sus interacciones y en la entrega temprana y constante de valor a una empresa. Agile tiene un atractivo duradero y se «ha probado» en el desarrollo de software. Sin embargo, aunque los argumentos son convincentes, la evidencia de que es más beneficioso que los enfoques alternativos sigue siendo en gran parte anecdótica.

¿Cuáles son los beneficios del trabajo ágil?

Agile podría ser un «placebo» de ejecución de proyectos; trabajando porque los involucrados así lo desean. Agile empodera a las personas; genera responsabilidad, fomenta la diversidad de ideas, permite la publicación temprana de beneficios y promueve la mejora continua. Permite que las decisiones se prueben y rechacen temprano con ciclos de retroalimentación que brindan beneficios que no son tan evidentes en cascada.

Además, ayuda a generar cambios cuando los requisitos son inciertos, ayuda a generar la participación del cliente y del usuario al centrarse en lo que es más beneficioso, los cambios son mejoras incrementales que pueden ayudar a respaldar el cambio cultural. Agile puede ayudar con la toma de decisiones, ya que los circuitos de retroalimentación ayudan a ahorrar dinero, reinvertir y obtener ganancias rápidas.

Sin embargo, Agile se centra en pequeños cambios incrementales y el desafío es que el panorama general puede perderse y crear incertidumbre entre las partes interesadas. La construcción de consenso requiere tiempo y desafía muchas normas y expectativas.

El costo de los recursos puede ser mayor; ubicar equipos o invertir en infraestructura para que trabajen juntos de forma remota. Se puede percibir que la responsabilidad pasa del usuario final empoderado al equipo del proyecto empoderado, con el riesgo de que se pierdan los beneficios porque el equipo del proyecto se centra en las cosas equivocadas.

¿Cuándo se adopta un enfoque ágil?

Una decisión de gobernanza crítica es seleccionar el enfoque apropiado como parte de la estrategia del proyecto.

El nivel de certeza frente al tiempo de comercialización es el equilibrio que debe tenerse en cuenta al seleccionar proyectos adecuados para ser ágiles.

Las organizaciones tienen que ser realistas: el objetivo no es ágil, si no una buena entrega, y una evaluación mesurada del enfoque preferido es esencial para lograr ese objetivo. Esto se define por el tipo de proyecto, sus objetivos y su entorno.

Agile no es una panacea, muchos practican sus principios sin saberlo. Los proyectos que brindan beneficios al usuario final son un principio ágil que también debería existir utilizando metodologías tradicionales. El trabajo colaborativo siempre: mejorará los beneficios; acelerar la entrega, mejorar la calidad, satisfacer a las partes interesadas y lograr eficiencias.

¿Qué métodos de ágile existen?

Agile no prescribe una forma de trabajar. Más bien, proporciona un marco que describe una colección de herramientas, estructura, cultura y disciplina para permitir que un proyecto o programa adopte cambios en los requisitos.

Los métodos ágiles integran la planificación con la ejecución, lo que permite a una organización crear una mentalidad de trabajo que ayude a un equipo a responder de manera eficaz a estos requisitos cambiantes.

El proyecto ágil promueve el trabajo colaborativo, especialmente con el cliente. Esto implica que el cliente esté integrado en el equipo, proporcionando al equipo retroalimentación constante y regular sobre los entregables y la funcionalidad del producto final.

Los mejores enfoques ágiles son muy disciplinados y pueden, y deben, integrarse en procedimientos corporativos como el gobierno.

¿Cuáles son los métodos ágiles más populares?

Existen varias metodologías que se pueden utilizar para gestionar un proyecto ágil; dos de los más conocidos son Scrum y Lean.

La característica final de un proyecto ágil es producir y entragar el trabajo en ráfagas cortas (o Sprints) de cualquier cosa, a poder ser en unas pocas semanas; y esto se repite para refinar el producto de trabajo hasta que cumpla con los requisitos del cliente.

Donde la gestión de proyectos tradicional establecerá un plan detallado y requisitos detallados al principio, luego intentará seguir el plan, ágil comienza a trabajar con una idea aproximada de lo que se requiere y, al entregar algo en un corto período de tiempo, aclara los requisitos a medida que el proyecto progresa.

Estos frecuentes procesos iterativos son una característica central de un proyecto ágil y, debido a esta forma de trabajo, se establecen relaciones de colaboración entre las partes interesadas y los miembros del equipo que realizan el trabajo.

Fuente

Este contenido, es derivado del contenido original creado por The Digital Project Manager y del contenido original creado por la Asociación for Project Management.

¡Gracias por permitirme la traducción del mismo!


ROSEPAC

Curador Digital y Redactor. Creador del Diario Ciberninjas. Asturiano amante de las nuevas tecnologías.