20 Razones para dejar las redes sociales

Clayton Christensen, un profesor de la Escuela de Negocios de Harvard nombrado uno de los mejores pensadores en el campo de la administración.

Dijo que realmente no compramos productos o servicios, más bien: Contratamos algo para hacer un trabajo.

Con base en esto, piensa por qué desperdicias continuamente tu talento al ver a otras personas compartir su oficio en lugar de crear algo por ti mismo.

Pregúntate, ¿Para qué tipo de trabajo estas contratado en las redes sociales?

Personalmente, creo que hay dos opciones posibles:

En primer lugar, utilizas las redes sociales para la validación

Al compartir fotos de lo que haces y adónde vas, tu objetivo es arreglar tu estado de ánimo cuando a las personas les gustan tus publicaciones.

O en otras palabras, incluso si tu vida es positiva, no sientes que tu vida lo sea lo suficientemente buena a menos que otras personas te lo digan.

En segundo lugar, eres simplemente un observador

Estas saltando espontáneamente de una publicación a otra, consumiendo, rara vez compartiendo.

Simplemente tratas de escapar de la mediocridad de tu vida actual viendo los momentos más magníficos de los demás.

Para finalmente, terminar viviendo una vida virtual privada de cualquier experiencia real.

No sé cuál de los dos ámbitos es peor.

Si convencerte de que otras personas se preocupan por ti porque simplemente les gustó tu foto o la tendencia a evitar arreglar tu desagradable realidad haciendo algo al respecto en lugar de volar a participar en el mundo de fantasía de las redes sociales.

Por supuesto, así, es como pensamos normalmente sobre el uso de las redes sociales.

Persuadimos a nuestras mentes de que dar me gusta a las imágenes y unirnos a grupos virtuales nos da un sentido de pertenencia y conexión con los demás.

Una oportunidad de expresarnos y acceder a una amplia variedad de información que de otro modo nunca obtendríamos.

En realidad, contratamos las redes sociales para distraer nuestras mentes de nuestra vida.

Al falsificar fotos, para intentar convencer a los demás incluyéndonos a nosotros mismos, de que nuestra vida es increíble mientras internamente sentimos dolor.

Contratamos las redes sociales para crear una representación virtual de la vida que queremos vivir, pero en realidad nunca la vivimos.

Contratamos las redes sociales para observar la vida que queremos, pero nunca la experimentamos.

Al regalar me gustas a las imágenes de otras personas que viajan por el mundo, no solo pierdes el tiempo.

Porque también invitas a los pensamientos más corruptos a llegar a tu cabeza como, “¿Por qué soy tan poco aventurero? ¿Por qué no viajo? ¿Por qué mi vida apesta?

Uno termina realizándose ese tipo de esas preguntas, incluso si no es una persona fanática de viajar.

Pero, ¿Qué pasa si te das cuenta de que no sabes por qué usas las redes sociales? ¿Qué las usas exclusivamente porque las has usado antes?

Entonces, probablemente, te darás cuenta de que no necesita amistades falsas en línea. No es necesario que veas más fotografías de personas que no conoces.

Ciertamente no necesita pasar horas desplazándote por actualizaciones que ni siquiera están relacionadas con tu personalidad.

Los beneficios de mantenerse alejado de las redes sociales son increíblemente generosos. No solo vas a salvar tu tiempo, sino también tu atención, que es aún mucho más valiosa.

Si estás indeciso acerca del uso de las redes sociales, lo que creo es muy posible que sea el caso, puesto que estás leyendo esta publicación.

A continuación, vas a encontrar 20 razones para convencerte a dejar las redes sociales o como mínimo a minimizar su importancia dentro de tu vida.

1. Vas a tener más tiempo libre

Dejemos lo obvio aparte. En promedio, las personas dedican 145 minutos al día a dar me gustas a fotos e interactuar con memes.

En algunos países, el número de horas se acerca a las 4 horas diarias.

¿Imaginas cómo será tu vida con dos horas extra al día? Probablemente, puedas comenzar a leer todos esos libros que acumulan polvo en tu escritorio, o alguna de nuestras muchas lecturas recomendadas.

O quizás, hasta podrías comenzar a escribir el libro que siempre has querido u mejor aún, simplemente descansar más después de los ajetreados días en la oficina.

2. Vas a compararte menos con otros

“Jim acaba de comprar un BMW nuevo. Tiffany consiguió un nuevo trabajo en Google. Roger, un viejo amigo de la escuela secundaria al que nunca veo, está viajando de nuevo. Y aquí estoy yo. Sentado en mi pequeño piso alquilado. Cubierto de oscuridad. Transpiración. Incapaz de moverme. Me pregunto por qué mi vida es tan poco impresionante”.

Inconscientemente o no, siempre nos comparamos con los demás, esta es una característica impulsada en gran medida por el ego de todo ser humano.

Queremos lo que tienen los demás porque esto puede ayudarnos a mejorar nuestra vida y así sobrevivir por más tiempo.

Comparar con otros puede ser algo bueno porque puede inspirarnos a la acción, incluso motivarnos a hacer cambios en nuestras vidas. Sin embargo, cuando estamos continuamente expuestos a la vida perfecta de los demás desplazándonos por Facebook e Instagram.

Cuando comparamos nuestros días promedio con los días perfectos de otros; el ser humano termina por sentir dolor, sentirse estancado e incluso perdiendo su personalidad por transformarse hacía la de los otros.

Sentimos que no somos suficiente y en lugar de sentirnos motivados, nos sentimos perdidos y es como si nuestra vida fuera completamente inconfundible.

3. Vas a dejar de comprar cosas que no necesitas

El senador Orrin Hatch, en relación con la investigación antimonopolio, le preguntó a Mark Zuckerberg lo siguiente: “¿Cómo se sostiene un modelo comercial en el que los usuarios no pagan por su servicio?”

A lo que Zuckerberg respondió con una amplia sonrisa: “Publicamos anuncios”.

Matemáticamente, cuanto más uses las redes sociales, más anuncios verás; cuantos más anuncios veas, más dinero gastarás. Los especialistas en marketing de todo el mundo se jactan de cómo aumentan sus ingresos publicando anuncios en las redes sociales.

¿Quiénes crees que son los compradores? Así es, la gente que utiliza las redes sociales.

Si no utilizas las redes sociales, verás menos anuncios y sabrás sobre la existencia de menos productos. Por lo tanto, comprarás menos cosas.

Pero no son solamente los anuncios los que te están volviendo loco a tu tarjeta de crédito. Hay mucho mas…

4. Vas a dejar de hacer cosas que no quieres hacer

Admítelo, en realidad no estás viajando porque quieres visitar todos los rincones del mundo. Lo estás haciendo porque todos tus amigos tienen el objetivo poco realista de viajar por todo el mundo.

La presión de grupo puede ser muy beneficiosa. Si ves a tus amigos haciendo ejercicio todos los días, probablemente te motives a hacerlo.

Pero seamos realistas, la gente súper entusiasta, rara vez usan las redes sociales. Entienden por qué dejar las redes sociales es la elección correcta.

Esto significa que te quedas en un grupo virtual lleno de personas que quieren demostrarles a otras personas que su vida es mejor de lo que realmente es.

Entonces, lo que eventualmente sucede es que todos en el tren de las redes sociales están persiguiendo una zanahoria inalcanzable. Peor aún, una zanahoria que realmente no necesitan / y que a veces ni tan siquiera quieren.

Cuanto más tiempo dediques a observar lo que hacen los demás, más querrás hacer esas cosas. Lamentablemente, esto evitará que te dé cuenta de lo que quieres hacer de verdad.

5. Vas a enfocarte en tus metas

Dejar las redes sociales elimina el deseo de hacer lo que cada uno de tus amigos en línea está haciendo.

Cuando ya no anhelas ver fotos de extraños, sucede algo mágico; empiezas a pensar en lo que realmente quieres de tu vida.

Como no hay más imágenes que me gusten, ni más personas a las que seguir, empiezas a seguir tus propios deseos.

Te tomas el tiempo que antes pasabas (desperdiciando) observando cómo otros viven sus vidas y lo usas para crear la vida que deseas.

Suena demasiado autoayuda (?), Lo sé. Pero es completamente cierto.

Tienes un vacío que llenar, ¿Por qué no llenarlo con actividades que te gusten? ¿No con las actividades que le gusten a otras personas?

6. Vas a volverte más social

Dejar las redes sociales te hace más social.

Contradictorio, ¿verdad? ¿Se supone que los sitios de redes sociales nos hacen más sociales, más conectados?

Entonces, ¿Cómo dejar las redes sociales me ayudará a tener mejores relaciones? Escúchame.

Facebook e Instagram te dan una falsa sensación de pertenencia. Crees que estás interactuando con los demás, pero eso es solo polvo en los ojos.

No sientes la presencia de otras personas. Recibes emojis y mensajes cuidadosamente seleccionados.

Cuando borra tus cuentas de redes sociales y cuando desaparecen las conexiones falsas, anhelas interacciones reales. Naturalmente, querrás conocer a otros. Verlos en persona, no solamente charlar con ellos.

7. Empecerás a buscar tener diálogos significativos

Es difícil imaginar que puedas encontrar una discusión significativa en línea.

Claro, hay algunos canales donde puedes interactuar con otros sobre temas que son diferentes de los memes y me gusta habituales, como los AMA con Bill Gates; pero son valores atípicos, no son la norma.

Reemplazar palabras con emojis no puede iniciar una conversación significativa, es bueno solamente para charlar por la tarde.

Imagínate tener que mantener una conversación sin acceso a un almacenamiento lleno de rostros y corazones sonrientes; tendrás que hablar con la persona y expresar tus sentimientos.

8. Dejarás de deshumanizar a los humanos

En un mundo virtual, no se te juzga en función de quién eres en realidad; se te evalúa en función de cómo te presentas.

¿No tienes suficientes seguidores y me gusta en tus publicaciones? Bueno, amigo mío, tu opinión no cuenta. Eres solo un avatar aleatorio.

Para ser percibido como importante y ni siquiera como importante, sino como una persona con una opinión, necesitas influencia; necesitas convertirte en un influencer.

Esto significa que debes comprar cursos que te ayuden a ganar más seguidores. Cuantos más seguidores tengas, más importarás.

Pero esto también significa que cuantos menos seguidores tengas, menos importas. Esta deshumanización es peligrosa.

Obedecemos ciegamente a los llamados gurús, que son personas normales que simplemente dedican más tiempo a construir una audiencia.

Sin embargo, esto no significa que sean más inteligentes; simplemente están jugando mejor al juego de la vida virtual.

9. Evitarás el pensamiento grupal

Como dice el refrán: “Si sigues haciendo las mismas cosas, seguirás obteniendo los mismos resultados”.

Pero hay una variación importante de la declaración anterior: “Si sigues interactuando con las mismas personas, tendrás los mismos pensamientos”.

En línea, formamos una tribu que gira en torno a nuestros intereses. Salir, viajar, fotografiar, etc. No hay nada de malo en eso.

Todos tenemos intereses que cuando se comparten pueden convertirse en amistades florecientes. Pero cuando seguimos interactuando con las mismas personas, nunca veremos diferentes puntos de vista.

Aceptaremos lo que nuestra tribu está sugiriendo sin buscar puntos de vista alternativos o lo que es peor, rara vez buscaremos una vista exterior; un punto de vista diferente. Estaremos atrapados dentro de una caja. En una burbuja.

Nunca actualizarás los procesos de pensamiento en un mundo que cambia constantemente y mantendrás cerradas tus ideas sin la necesidad de convertirlas en realidad.

10. Conviértete de FOMO a JOMO

FOMO significa miedo a perderse algo, JOMO es la alegría de perderse algo.

Cuando abandones las redes sociales, pensé que me volvería loco; me pierdo tantas cosas importantes que volveré rápidamente al barco de los me gusta. Nada de eso sucedió.

Después de que el hábito de desplazarse y regalar me gustas desaparece, de repente te encuentras en un lugar alegre. Un lugar más tranquilo y menos exigente donde no quieres saber lo que hacen los demás.

Te concentrarás en lo que realmente quieres hacer.

Estar ansioso porque crees que otros están haciendo cosas súper emocionantes sin ti significa que no hay nada en tu vida por lo que estar emocionado.

Si este es el caso, escapar del tren de las redes sociales es la oportunidad perfecta para encontrar algo en tu vida por lo que estar emocionado.

11. Empieza a utilizar las redes sociales

Ya no eres utilizado por las redes sociales cuando escapas de las redes sociales, entonces, puedes empezar a utilizar las redes sociales para tus propios beneficios.

Sé que mucha gente ni siquiera puede considerar no revisar Facebook, Instagram y Twitter constantemente. Hablando objetivamente, hay mucho valor dentro de estas plataformas. No puedo argumentar en contra de eso.

Aún así, abandonar las redes sociales no siempre significa que tengas que eliminar la aplicación y no volver nunca más a ellas.

Personalmente, sigo manteniendo activos mis perfiles con un pequeño giro. Dejé de seguir a todos en línea. Eso significa que cuando abro Twitter, por ejemplo, no veo un pergamino infinito donde los gurús se alinean para decirme cómo mejorar.

No hay nada en mis redes sociales una vez que entro, solamente me encuentro una página en blanco. Cuando quiero comprobar algo, accedo a Twitter y hago personalmente la búsqueda.

Cuando quiero ver de qué habla la gente en relación con algo que me interesa, busco un grupo de Facebook y leo los posibles comentarios.

O en otras palabras, puedes usar las redes sociales deliberadamente. Solo ingresa a los sitios cuando desees encontrar algo. No ingreses para encontrar algo que no necesitas: Lo que son dos cosas completamente distintas.

12. Recupera tu atención

“El mundo entero está infectado. Zombis por todas partes, ¡No hay señales de esperanza!”

Eso no es un póster de una nueva película. Es la realidad actual. En la era anterior a Facebook; tuvimos tiempo cara a cara, ahora tenemos tiempo cara a teléfono.

Es difícil hablar con la gente, conectarse con ellos cuando su rostro siempre está frente a una pantalla brillante con elementos emergentes. Entiendo perfectamente por qué las personas se sienten presionadas a permanecer en línea todo el tiempo. No existe un final.

Las piscinas infinitas se alimentan constantemente de cosas nuevas para mostrarte; consumiendo no solamente todo tu tiempo, si no que también toda tu atención.

Algo que no creo que mucha gente entienda es cuán pésima se vuelve tu atención cuando te desplazas por imágenes (y la nueva moda ahora: los videos) durante todo el día. Se deteriora bastante rápido.

En el mundo real, no hay más lugares a donde ir, no hay más imágenes que me gusten; pero hay más formas de enfocarte y concentrarte en lo que más te importa.

13. Empieza a buscar recursos finitos

Es posible que un periódico de una pequeña tienda en una calle concurrida no tenga todas las noticias adentro, pero tiene algo que todos queremos: Un final.

Con un periódico, puedes comprender lo que está sucediendo mientras toma su café a la mañana y seguir adelante con tu vida.

Seguimos desplazándonos y desplazándonos en línea porque sabemos que hay más y más y más; pero más no significa mejor.

Ver todas las variaciones de memes en línea no mejorará tus habilidades. Las destruirá.

Cuando los recursos informativos tienen ventajas, te ayudarán a concentrarte en lo que estás leyendo en ese momento, no en lo que podrías estar leyendo justamente después.

14. Vuélvete más presente

Como ya no estás pensando en “Dios, probablemente tengo nuevos Me gusta en mi foto, debería comprobarlo para sentirme bien” te concentrarás en lo que estás haciendo sin perturbar constantemente tu flujo.

Eliminar los pensamientos sobre lo que “potencialmente me estoy perdiendo” te ayuda a calmarte. Más presente. Estar más centrado en lo que “estoy haciendo ahora mismo”.

En lugar de salir con un amigo para que ambos puedan mirar sus teléfonos, es mejor disfrutar de la compañía del otro.

15. Enfócate en las cosas más importantes

Nintendo lanzó recientemente un nuevo videojuego. Netflix acaba de lanzar un nuevo documental. Tu abuela está compartiendo fotos de ella en la playa, otra vez. Siempre hay algo nuevo sucediendo en línea.

Algo divertido. Algo excitante. Algo que te haga sentir que tu mundo sea súper asombroso. Lamentablemente, cuando guardas el teléfono, sigues siendo tú.

El/la mismo/a tú, dentro del mismo condominio, haciendo las mismas cosas habituales. Las cosas divertidas en línea, no significan cosas importantes.

Cuando las redes sociales se eliminan de tu vida, creas el tiempo que necesitas para concentrarte en las cosas más importantes. Por ejemplo, pasar más tiempo de calidad con tu familia y tus amigos.

16. Gana mucho más tiempo para pensar

A menudo se pasa por alto el tiempo para pensar, aunque lo hacemos todo el tiempo, nunca hablamos de eso. No creemos que pensar sea importante.

Solo unos momentos de tiempo a solas, sin nada más que tus pensamientos desnudos, pueden volverte loco. Eso es lo que suele ocurrir cuando estás acostumbrado a observar constantemente la vida de los demás.

Más tiempo ininterrumpido para pensar es como hacer garabatos. Intentas pelear con diferentes ideas en tu cabeza. Pones a prueba un concepto. Consideras cuidadosamente tus palabras antes de escribirlas en una hoja de papel.

Claramente, todo eso, es útil. Pensar más en una determinada cosa te ayudará a prepararte mejor para cuando empieces a hacerla.

17. Conoce realmente a tus verdaderos amigos

Recuerdo cuando era más joven. Observa el recuento de amigos de Facebook y me gustas: Más de 700 amigos. “Hombre, debo ser sensacional”, pensarás.

Sin embargo, con el tiempo, te das cuenta de que esta es solo una métrica que usan los sitios de redes sociales para obligarte a quedarte.

“Vuelve a conectarte con tus amigos. Comparte tus recuerdos. Únete a más grupos… ” Como si necesitáras más grupos de Facebook en tu vida.

Cuando abandoné las redes sociales, me di cuenta de que mis verdaderos amigos no son más de una docena.

En lugar de intentar mantener relaciones que no importan. Me concentré en los que sí importan.

18. Deja de apoyar a los monopolios

Si alguna vez has jugado al juego Monopoly, sabes que apesta cuando una persona domina todas las calles, todos los ferrocarriles y tiene un maldito hotel en cada propiedad del mapa.

Pero con nuestros esfuerzos combinados o simplemente con nuestro uso de la negligencia. Ayudamos a las grandes plataformas de redes sociales a crecer aún más ese monopolio.

Mientras jugamos al juego de Monopoly con la esperanza de ganar, tenemos el mejor momento al comienzo del juego, cuando todos están jugando. No cuando uno de los jugadores obtiene todas las propiedades del tablero.

Si dejamos de usar Facebook e Instagram o si empezamos a usarlos de forma más deliberada, podríamos inspirar a otros a hacer lo mismo y cuando esto suceda, podemos evitar la expansión global de las plataformas de redes sociales dogmáticas que intentan interferir con cada parte de nuestras vidas.

19. Enfócate en ti mismo

Una gran parte del desplazamiento en las redes sociales implica ver lo que hacen los demás. “Oye, un lindo perro…”; “Dios, mi vecino realmente está trabajando esos músculos..”, “Jenny acaba de empezar un boletín, bien por ella..”

Pero, ¿Cómo te ayuda a mejorar tu vida el observar la vida glamorosa de los demás? En resumen, no es así.

Solo te distrae de lo que quieres hacer.

Cuando cierras la ventana a la vida de los demás, abres ampliamente la ventana a la tuya.

20. Pasa de consumidor a creador

En una de mis publicaciones recientes sobre cómo cambió mi vida después de abandonar las redes sociales, escribí: “No quiero consumir la vida de los demás. Quiero crear una vida que valga la pena consumir”.

En la era de la sobrecarga de información, es fácil terminar ahogándose en hechos e historias de personas que no conoce y que nunca llegará a conocer.

Quiero decir, recibir actualizaciones de tu celebridad favorita se siente emocionante. ¿Pero para quién?

Las personas que los sitios web de redes sociales nos recomiendan seguir tienen las cosas ya resueltas. Ellos tienen dinero. Estado. Vidas de fantasía. ¿Por qué dedicar nuestro tiempo a mirar sus hermosas vidas en lugar de crear una vida mejor para nosotros?

¿Por qué no utilizar las herramientas que permitieron a las personas hacerse famosas y valoradas, las que seguimos con tanta obsesión, para crear algo que valga la pena seguir?


Conclusión final

Independientemente de si lo odiamos o lo amamos, las plataformas de redes sociales llegaron para quedarse. Por supuesto, las redes sociales tienen muchos beneficios.

Muchos trabajos abiertos relacionados con la gestión de cuentas de redes sociales.

Se pueden realizar videollamadas fáciles para ver a sus amigos que viven en otro país con solo presionar un botón.

Algunas personas incluso crean negocios únicamente en plataformas como Instagram, no es que crea que sea algo bueno, pero esa es otra historia.

Pero como todos los demás en la vida, el equilibrio es clave o usas las redes sociales o dejas que te usen a ti. La decisión es tuya.

Puedes bombardear tu cerebro con un sinfín de distracciones o puedes usar el tiempo para profundizar en temas que realmente te interesan.

Si no quieres dejar los medios de comunicación social, pero no sabe cómo empezar, puede comenzar con estos libros:

Espero que la información haya sido útil aquí.


? Artículo original de Ivaylo Durmonski.

Artículos Relacionados
Tim Wu: Se une como asesor antimopolio al gobierno de Biden

El autor de libros como Comerciantes de atención (2020) o El Interruptor Principal (2017), Tim Wu, se une como asesor antimopolio al gabinete administrativo de Biden.

Tim Wu, es y ha sido, uno de los mayores críticos contra el monopolio de ¡SEGUIR LEYENDO!

Instagram podría poner fin a la prohibición de que las mujeres muestren sus pezones

Meta podría liberar a los pezones, ¡Sí, este es un artículo sobre senos! ¿Por qué? Pues bien, porque por fin la campaña Free the nipples parece haber llegado a los oídos de Facebook e Instagram. https://ciberninjas.com/directiva-meta-sugiere-eliminar-privilegios-usuarios-populares/ Más de una década después de que las ¡SEGUIR LEYENDO!

La Libertad de Expresión según la EFF

Las nuevas tecnologías ofrecen la promesa de poder hablar abiertamente solo bajo unas mínimas barreras y sin ningún tipo de fronteras. Internet ha mejorado radicalmente nuestra capacidad de expresarnos y nuestra capacidad de acceder, archivar y compartir información; por tanto, todos deberiamos poder dar ¡SEGUIR LEYENDO!

El Enemigo Conoce el Sistema, Marta Peirano

Todo lo que no quieres pero necesitas saber sobre el poder, la economía, la sociedad y las telecomunicaciones en la era de la información. En la era actual de la información, las estructuras del poder se han vuelto invisibles, subterráneas. Sospechosamente conveniente, ¿verdad? Las ¡SEGUIR LEYENDO!

Es hora de decir la verdad del Artículo 13

La Directiva sobre el copyright que en la Unión Europea se está abriendo camino a través del proceso legislativo es sin lugar a dudas, uno de los peores proyectos de ley considerados por la UE. No solo en el sentido de que causará graves ¡SEGUIR LEYENDO!

Inclusión 2021: Un evento de Microsoft, en busca de acelerar la Diversidad y la Inclusión

Desde Microsoft, este 17 de marzo, harán algo que nunca habían hecho antes: Microsoft organizará el evento Inclusión 2021, un evento digital global gratuito y en abierto para todos, centrado en la diversidad y la inclusión. Inclusión 2021 contará con expertos mundiales del mundo ¡SEGUIR LEYENDO!

¿Qué es Library Genesis? Guía Actualizada a Diciembre 2022

Library Genesis también conocida como libgen (http://libgen.rs/) es una fantástica biblioteca digital en la sombra que brinda acceso gratuito a millones de sus libros y artículos favoritos. En Library Genesis vas a encontrar libros electrónicos, desde libros de ficción hasta fantasía, crímenes, ciencia ficción, ¡SEGUIR LEYENDO!