• Categoría de la entrada:DevOps
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Administrar la infraestructura de TI puede ser un desafío, pero los equipos que utilizan prácticas de desarrollo de software bien conocidas, incluido el control de versiones, la revisión de código y las canalizaciones de CI/CD, las encuentran más convenientes.

Mediante el uso de archivos de configuración, se implementa el mismo entorno de infraestructura cada vez.

Muchos equipos saben que este flujo de trabajo aumenta la eficiencia, la colaboración y la estabilidad, pero pueden preguntarse qué significa adoptar GitOps.

3 Componentes de los flujos de trabajo de GitOps

Como marco de desarrollo de software, GitOps tiene tres partes principales en su flujo de trabajo, incluida la infraestructura como código, las solicitudes de combinación y las canalizaciones de CI/CD.

1. Infraestructura como código (IaC)

El primer paso en un flujo de trabajo de GitOps es definir toda la infraestructura como código. IaC automatiza el aprovisionamiento de la infraestructura de TI mediante el uso de archivos de configuración.

IaC es una práctica de DevOps que ayuda a los equipos a crear versiones de la infraestructura para mejorar la consistencia entre las máquinas y reducir la fricción en la implementación.

El código de infraestructura se somete a un proceso similar al del código de aplicación con puntos de contacto en integración continua, control de versiones, pruebas e implementación continua.

La automatización conduce a un desarrollo más eficiente, una mayor consistencia y un tiempo de comercialización más rápido.

La administración de la infraestructura ha sido tradicionalmente un proceso manual que involucra a grandes equipos que mantienen servidores físicos. Cada máquina a menudo tiene su propia configuración, lo que lleva a entornos de copos de nieve.

Con la infraestructura como código, los equipos tienen mayor visibilidad, consistencia, estabilidad y escalabilidad.

2. Solicitudes de fusión (MR)

Las herramientas declarativas, como Kubernetes, permiten que Git controle la versión de los archivos de configuración, un sistema de control de versiones de código abierto que realiza un seguimiento de los cambios en el código.

Utilizando un repositorio de Git como única fuente de verdad para las definiciones de infraestructura, GitOps se beneficia de un seguimiento de auditoría sólido.

El segundo aspecto de los flujos de trabajo de GitOps implica solicitudes de fusión, que sirven como función de cambio para actualizaciones de infraestructura.

Los equipos colaboran en solicitudes de combinación a través de revisiones de código, comentarios y sugerencias. Una fusión se compromete con la rama principal y actúa como un registro de auditoría.

Las funciones de reversión integradas permiten a los equipos volver al estado deseado y explorar formas innovadoras de abordar desafíos difíciles.

Las solicitudes de combinación facilitan la experimentación y brindan una forma segura para que los miembros del equipo reciban comentarios rápidos de sus compañeros y expertos en la materia.

3. Integración continua y despliegue continuo (CI/CD)

GitOps automatiza la gestión de la infraestructura mediante un flujo de trabajo de Git con una integración e implementación continuas efectivas.

Después de fusionar el código con la rama principal, la canalización de CI/CD inicia el cambio en el entorno.

Los cambios manuales y los errores humanos pueden causar cambios en la configuración y entornos de copos de nieve, pero la automatización de GitOps y la implementación continua los sobrescriben para que el entorno siempre implemente un estado deseado consistente.

Compartir es Vivir!

Comparte tu opinión