Frances Allen, cuyo trabajo en la compilación de computadoras ayudó a sentar las bases de gran parte de la programación informática moderna, murió el 4 de agosto, cuando cumplia 88 años y tras pasar los últimos años con la enfermedad de Alzheimer.

Allen fue la primera mujer en ganar el premio Turing y la primera becaria de IBM; estaba decidida a hacer más eficiente el tedioso proceso de la compilación, convertir programas de software en unos y ceros. Ese trabajo se convirtió en un sello distintivo de su carrera.

Puedes encontrar su biografía en nuestra sección de personajes históricos

Después de obtener una maestría en matemáticas de la Universidad de Michigan, Allen aceptó un trabajo en IBM Research en Poughkeepsie, NY, en 1957, con la intención de quedarse solo hasta que pagara la deuda de su préstamo estudiantil. Ella, enseñó a los empleados de IBM los conceptos básicos de su nuevo lenguaje Fortran, y luego se convirtió en una de los tres diseñadores del proyecto Stretch-Harvest de la compañía.

Allen, también se desempeñó como enlace lingüístico de IBM con la Agencia de Seguridad Nacional, donde ayudó a diseñar y construir el lenguaje Alpha, que IBM describe como “un lenguaje de descifrado de código de muy alto nivel que presentaba la capacidad de crear nuevos alfabetos más allá de los alfabetos definidos por el sistema”.

El obituario del New York Times para Allen señala que la máquina Stretch-Harvest se utilizó para analizar las comunicaciones interceptadas por espías estadounidenses. Allen ayudó a construir su compilador y su lenguaje de programación.

En un perfil del New York Times de 2002, Allen dijo que había mucho escepticismo inicial sobre Fortran y cuán efectivo podría ser para hacer que la programación de computadoras fuese más fácil y más eficiente, afirmando que ese era uno de los enfoques principales de su carrera. “Estaban convencidos de que ningún lenguaje de nivel superior podría hacer un trabajo tan bueno como ellos en el ensamblaje”. Pero su trabajo despertó el interés en compilar, “porque estaba organizado de tal forma que poseía un herencia de los compiladores modernos”.

Allen fue la primera mujer en ganar el premio Turing.

Allen ayudó a construir un compilador experimental para el sistema de Computación Avanzada de IBM y, desde 1980 hasta mediados de la década de 1990, dirigió un equipo de investigación en IBM que trabajaba en el nuevo concepto de computación paralela, que se volvió ampliamente utilizado en las computadoras personales.

Además, también ayudó a desarrollar software para el proyecto de supercomputadora Blue Gene de IBM.

IBM dijo en su reconocimiento, que Allen hizo contribuciones fundamentales a la programación y la investigación de los compiladores. Allen, también publicó varios artículos sobre la optimización del software, análisis de flujo de control y, en 1972, co-escribió “Un catálogo de transformaciones optimizadas” con el científico informático de IBM: John Cocke.

Allen pasó 45 años en IBM y se jubiló en 2002. Recibió el Premio Turing en 2006. Siempre fue una firme defensora de la orientación a otras mujeres en el mundo de la programación, Allen fue incluida en el Salón de la Fama Internacional de las Mujeres implicadas en el mundo de la Tecnología y recibió el Premio Augusta Ada Lovelace de la Association Mujeres en la Computación.

“Ella rompió el techo de cristal”, declara su colega Mark Wegman al New York Times. “En ese momento, nadie pensó que alguien como ella pudiera lograr lo que ella logró”.

Relacionados con la Historia de la Informática

Personajes Históricos en la Historia de las Computadoras

🗄 La Historia de los Ordenadores

🏛 Muere el Inventor de las Contraseñas de Computadora a los 93 años

▷ ¿Cuándo y dónde aparece por primera vez la palabra robots?

🛒 Los Mejores Chollos de Amazon, ¡Agrégalos a tu Lista de Deseos!

Fuente: La científica informática Frances Allen, conocida por su trabajo en la compilación, muere a los 88 años