¿Vale la pena montar una PC por ti mismo? 5 Argumentos a favor y 5 en contra

¿Vale la pena montar una PC por ti mismo? 5 Argumentos a favor y 5 en contra

Una computadora personal moderna tiene una arquitectura abierta. Esto significa que literalmente cualquiera puede producir componentes de PC. Pero no siempre fue así.

En la década de 1980, varios tipos de computadoras personales competían en el mercado. La mayoría de ellos fueron fabricados íntegramente por un solo fabricante y era simplemente imposible reemplazar un elemento por otro.

Pero a los usuarios les gustó mucho la idea de seleccionar componentes según sus necesidades y los dispositivos con arquitectura abierta conquistaron rápidamente el mercado.

Gracias a la arquitectura abierta, literalmente puedes montar tu PC como si fuera un kit de construcción. Sólo necesitas encontrar los componentes apropiados y conectarlos. De esto se trata construir una computadora.

¿Cuáles son los argumentos a favor de construir una PC?

Se pueden identificar cinco grandes ventajas de construir una PC por tu propia cuenta.

1. Ahorro de dinero

Los componentes de computadora comprados por separado cuestan entre un 10% y un 20% menos que un ensamblaje ya hecho en una tienda con los mismos elementos.

No hay nada injusto en esto: El fabricante quiere compensar los costes derivados de la finalización del dispositivo y tiene todo el derecho a hacerlo.

Si su presupuesto es limitado, el autoensamblaje te ayudará a ahorrar algo de dinero o a comprar equipos mejores por el mismo dinero.

2. Seleccionar las características óptimas de tu PC

En un paquete terminado, todas las características suelen estar al mismo nivel. Por ejemplo, una PC de bajo rendimiento probablemente estará equipada con un disco duro pequeño y cantidad de memoria baja.

Si necesitas una unidad incorporada de varios terabytes, esto solo se puede encontrar en ensamblajes de gama alta con un procesador potente y una tarjeta de video avanzada. Esto no siempre es lo más conveniente.

Digamos que no estás interesado en los juegos y no utilizas gráficos pesados ni aplicaciones informáticas pero quieres tener más espacio de disco para películas. En este caso, necesitarás una PC de bajo rendimiento con un disco duro grande y encontrar una PC ya prefabricada así, será algo compleyo y problemático.

Lo mismo se aplica a todas las demás características del PC. Rendimiento del procesador, cantidad de RAM, potencia de la tarjeta de video, calidad del sonido, etc. Existen diferentes tareas que requieren diferentes combinaciones y los kits ya preparados simplemente no pueden cubrir esto.

Si necesitas una PC no estándar, el autoensamblaje permitirá obtener las características necesarias por menos dinero.

3. Gran selección de componentes

Las características no lo son todo. Cada uno tiene sus propias preferencias en cuanto a los fabricantes de elementos, sus tamaños e incluso su apariencia. Todos estos deseos sólo pueden satisfacerse mediante el autoensamblaje.

En las versiones listas para usar, probablemente habrá un par de componentes que no instalarías en tu PC.

La capacidad de seleccionar de forma independiente es especialmente importante para los entusiastas del overclocking, aquellos que desean exprimir al máximo su computadora.

No todos los componentes se pueden overclockear y los que lo permiten suelen costar más.

Estos son raros en las PC terminadas: ¿por qué un ensamblador instalaría un elemento costoso si las características de la computadora siguen siendo las mismas?

4. Garantía separada para todos los componentes

Un conjunto terminado suele tener un período de garantía promedio de 1 a 2 años, con menos frecuencia de 3. Sin embargo, la garantía de algunos elementos puede ser más larga.

Entonces, para la mayoría de los módulos de RAM, esto es de 10 años. Entonces, si después de tres o cuatro años falla la RAM de una PC ya pre fabricada, tendrás que comprar una nueva RAM.

Algunas tiendas ofrecen un paquete completo de documentos para componentes prefabricados, incluidas tarjetas de garantía, pero esto siempre es posible.

5. Posibilidad de actualización y sustitución arbitraria de componentes

No es fácil acceder a un montaje terminado con la cubierto de pegatinas cuyo daño anulará la garantía.

Hasta que expire el período de garantía, no podrás simplemente aumentar la memoria o cambiar una unidad SSD. Como mínimo, deberás ponerte en contacto con el centro de servicio del vendedor.

Una vez finalizado el período de garantía, también pueden surgir problemas, ya que los conjuntos prefabricados a menudo tienen poco potencial de actualización. Por ejemplo, el gabinete será demasiado pequeño para instalar una nueva tarjeta de video o almacenamiento adicional.

O la placa base no admitirá procesadores más potentes, los conjuntos “de marca” pueden tener carcasas no estándar, equipadas con una fuente de alimentación de única y entonces puede encontrar en la situación de que solamente para cambiar el procesador, tengas que reemplazar carcasa, placa base y fuente de alimentación.

La capacidad de ensamblar una PC para ampliar en el futuro, es una ventaja importante de la autoconfiguración. Además, esto te permitirá ahorrar dinero en el futuro.

Digamos que puedes tomar una placa base que admita un procesador de gama alta, pero por ahora instalar un modelo más barato.

La línea superior de procesadores inevitablemente se abaratará con el lanzamiento de las nuevas generaciones y entonces, la actualización no tiene porque arruinar el PC completo.

¿Cuáles son los argumentos en contra de construir una PC?

Esta opción de construir una PC, también tiene sus desventajas.

1. Tiempo dedicado a la selección de componentes

Si una persona es nueva en el uso de los PC y no conoce los estándares y tipos de los distintos componentes, puede llevarte varias semanas descubrir qué se adapta a qué y a qué puede afectar cada uno de los componentes.

No todos los componentes son compatibles entre sí. Por ejemplo, para conectar el procesador a la placa base, se utiliza un conector especial: El zócalo. Cada zócalo es compatible con alrededor de una docena de procesadores diferentes.

La placa base y el procesador deben ser compatibles en cuanto a MARCAS y la metodología de ensamblaje que implementen.

Otro ejemplo es la fuente de alimentación de una tarjeta de video, existen varios estándares diferentes y la fuente de alimentación debe tener conectores que cumplan con estos estándares.

Debe saber todo esto cuando lo monte usted mismo. Sin embargo, los costos de tiempo se pueden reducir utilizando configuradores especiales de vendedores de equipos.

Muchos minoristas tienen un sitio web donde se puede ensamblar una PC a partir de componentes disponibles comercialmente. En este caso, el servicio identificará inmediatamente los elementos incompatibles y dará recomendaciones para su sustitución.

Eso simplifica enormemente el proceso, pero el sistema de selección no ofrece una garantía total de compatibilidad.

2. Riesgo de incompatibilidad de componentes

Incluso si los componentes se pueden conectar entre sí, esto no significa que funcionen juntos. Por lo tanto, es posible que la placa base antigua no tenga datos sobre el nuevo procesador, aunque estén combinados por un mismo zócalo.

Como resultado, la PC no se iniciará puesto que la placa “no reconocerá” ese procesador determinado o esas memorias RAM concretas.

El módulo RAM no funcionará habitualmente con determinadas placa base, dependiendo de la velocidad a las que trabajen y otras serán compatibles, pero no ofrecerán el máximo rendimiento por una mala compatibilidad de componentes.

Si no logras solucionar estos problema en un plazo de 14 días, tendrás que terminar por revender los componentes por tu propia cuenta y comprar otros nuevos.

En tales situaciones, volver a flashear la placa base puede ayudar, pero no siempre. Además, requiere ciertos conocimientos y habilidades avanzadas. Sin comprender el problema concreto, se pueden empeorar las cosas y será necesario enviar la placa base a reparar.

3. Riesgo de falla de los componentes durante la instalación

Los conectores que conectan las distintas partes de la PC son bastante fuertes y confiables. Pero no tanto como para eliminar por completo la posibilidad de avería. Presionar demasiado fuerte puede dañar los contactos.

La mayoría de los conectores están equipados con llaves para evitar una instalación incorrecta, pero esto tampoco ofrece una garantía total del buen ensamblaje.

Digamos que se puede cometer un error al conectar la carcasa o los cables de iluminación a la placa base y a veces esto provoca fallos en los componentes.

Además, muchos elementos de montaje temen a la electricidad estática y tocar descuidadamente los contactos puede terminar por dañarlos.

4. Sin sistema operativo preinstalado

Cuando compras un ensamblaje que ya está listo, el sistema operativo se instala en la PC y podrás comenzar a utilizar el dispositivo inmediatamente después de la compra.

Si seleccionas los componentes y decides montarlo por ti mismo, el sistema operativo no existirá y tendrás que instalarlo por tu propia cuenta.

Esto puede llevar un tiempo extra. Debes descubrir todas las complejidades que eso conlleva y necesitarás de otra computadora para preparar una unidad flash USB de arranque.

5. Autodiagnóstico y costes adicionales en caso de averías

Si durante el período de garantía algo en el conjunto terminado deja de funcionar, no es necesario que comprendas nada; simplemente entregas la PC a un centro de servicio. Los propios especialistas descubrirán exactamente qué está roto y reemplazarán el componente necesario.

Si montas la PC por ti mismo y algo se rompe, todo será más complicado. Puesto que tendrás que determinar por ti mismo qué elemento ha fallado, retirarlo y llevarlo a reparar.

Por supuesto, también puede entregar toda tu computadora a un centro de servicio, pero los diagnósticos ya no serán gratuitos.

Entonces, ¿Merece la pena construir una PC por cuenta propia?

Sólo tú mismo puedes responder esta pregunta. Si los argumentos a favor son más importantes para ti, te gusta aprender cosas nuevas y no tienes miedo de trabajar con un destornillador, entonces definitivamente vale la pena.

Si tienes miedo del riesgo de romper algo y estás dispuesto a pagar para ahorrar tiempo, entonces es mejor buscar un ordenador ya montado.


Más sobre construyendo tu propio ordenador

Relacionado

Cómo comprar la Placa Base Asus TUF Gaming B760-PLUS WiFi a su precio mínimo histórico

Las placas base de ASUS se encuentran entre las mejores placas base gaming del mercado. Actualmente, puedes encontrar esta placa base Asus TUF Gaming B 760 de última generación a tan solo 205,99 € su precio mínimo histórico. [amazon box="B0BNQBNB61"] Con un zócalo de Zócalo IntelLGA ¡SEGUIR LEYENDO!