Hyundai comenzará a fabricar autos eléctricos en EE. UU. para favorecer la optención de ayudas

La llamada Ley de Reducción de la Inflación que entró en vigor en EE. UU. a lo largo de este año, ofrece exenciones fiscales para los compradores de vehículos eléctricos.

Sin embargo, los automóviles de pasajeros ensamblados en el extranjero no estarán sujetos a los requisitos para lograr esas exenciones.

Por lo tanto, Hyundai, que tiene grandes esperanzas puestas en el mercado estadounidense. Se vio obligada a decidir construir una planta en Georgia.

Por ello, ensamblará 300.000 vehículos eléctricos por año para la primera mitad de 2025 y tendrá su sede al oeste de Savannah, Georgia.

Dado que la empresa coreana SK Innovation tiene una empresa para la producción de baterías de tracción en este estado, no se puede descartar que sus “compatriotas” cooperen en los EE. UU. en el futuro.

Hyundai planea invertir 5540 millones de dólares para construir una planta de ensamblaje de automóviles en Georgia y también se producirán baterías de tracción.

Xpeng quiere ser el primero en crear un coche volador

A la ceremonia dedicada al lanzamiento de ese proyecto asistirán no solo el gobernador de Georgia, sino también dos senadores del Partido Demócrata de EE.UU.

Tal como está redactada actualmente, la Ley de Reducción de la Inflación elimina aproximadamente el 70 % de los vehículos eléctricos vendidos en los EE. UU. del derecho a otorgar a los compradores una deducción de impuestos de 7500 dólares por automóvil.

Un total de 20 modelos de vehículos eléctricos ligeros cumplen los criterios de esta legislación.

Se requiere que el auto eléctrico subsidiado sea ensamblado en Estados Unidos o una parte significativa de sus componentes en el territorio de ciertos países que tienen un tratado de libre comercio con la parte estadounidense.

Por ejemplo, los productos BMW pueden calificar para las “ventas preferenciales” de EV en los Estados Unidos.

Los productos de las marcas coreanas, que en el caso de los vehículos eléctricos todavía se producen íntegramente en Corea del Sur, no entraban en esos requisitos.

Lo que preocupaba seriamente no solo a la economía coreana, sino también al presidente del país, quien negoció con su homólogo estadounidense sobre los requisitos para atenuar la ley.

El coche eléctrico Hummer de GMC, será el primer automóvil con software creado con el motor Unreal de Epic Games

En el primer trimestre de este año, los productos de Hyundai se convirtieron en el segundo mercado de vehículos eléctricos más popular en los EE. UU. después de los productos de Tesla, a pesar de tener un tope del 9% del mercado.

Para no perder terreno en el futuro, los fabricantes de automóviles coreanos se han visto obligados a construir una planta local de ensamblaje de vehículos eléctricos en los Estados Unidos.

El problema es que esa planta no estará operativo hasta la primera mitad de 2025 y hasta entonces, la posición de Hyundai puede estar bajo la presión de otros actores del mercado.

El gigante automovilístico coreano continúa esperando que las autoridades de los dos países puedan acordar requisitos más flexibles para los vehículos cuya compra permita a los estadounidenses calificar para una deducción de impuestos.

Se gastarán 1,2 billones de dólares en organizar la producción de 54 millones de vehículos eléctricos para 2030

En septiembre, como consecuencia de la entrada en vigor de dicha ley, las ventas de los crossovers Hyundai Ioniq 5 cayeron inmediatamente un 14%.

🔥 RELACIONADOS

Deja un comentario