Fabricantes de coches están parando la producción en España por la falta de microprocesadores

Estas son todas las marcas que están parando la producción en España por la falta de chips semiconductores, una crisis que afecta a la industria a nivel mundial.

La crisis de los chips semiconductores no es nada nuevo. Lleva varios meses golpeando a la mayoría de las industrias que utilizan este tipo de componentes electrónicos para la fabricación de sus productos.

La escasez de chips está provocando retrasos en la producción, incluso en la industria automotriz mundial, que se ha visto muy afectada en un momento delicado debido a la actual situación sanitaria.

La falta de semiconductores parece estar afectando al sector automotriz. Los fabricantes se ven obligados a detener la producción de vehículos en todo el mundo, lo que incluye, por supuesto, las fábricas de automóviles españolas .

Esto afecta de forma muy negativa a una producción que ya se había visto perjudicada por el coronavirus desde marzo de 2020. Analizamos qué plantas han tenido que parar o van a parar su producción en los próximos días y semanas en España.

Estas son las marcas que se paran de producción en España por falta de chips semiconductores

Empezando por las factorías de Stellantis, el grupo francés ha cerrado toda esta semana la planta de Vigo, a la que hay que sumar la factoría de Opel en Figueruelas (Zaragoza) que ha parado de producir entre martes y jueves.

También afecta a la planta que la compañía tiene en Madrid, que tampoco ha estado activa durante toda la semana.

Seat es la siguiente marca en ser golpeada por la escasez de chips semiconductores. La planta de Martorell (Barcelona) cerró una de sus líneas de producción el pasado viernes, este lunes y también lo hará mañana viernes, además de la semana que viene.

Actualmente, Volkswagen está funcionando con normalidad, pero parará la producción este viernes, una pausa que ya estaba prevista en el calendario de este año.

Sin embargo, sus plantas se han visto afectadas por la crisis de los semiconductores, llegando incluso a sacar la versión de entrada del Volkswagen ID.3.

La factoría de Ford en Almussafes (Valencia) es otra que ha vuelto a la actividad esta semana tras una pausa de tres semanas por vacaciones. Desde hace unos días se ha vuelto a establecer el turno de noche, que estaba suspendido desde finales de abril.

En el caso de la factoría de Mercedes-Benz en Vitoria, tras volver de vacaciones, la compañía ha anunciado que parará la producción en sus tres turnos de trabajo y que las previsiones de producción vuelven a bajar.

Por último, Renault tiene plantas en Palencia, Valladolid y Sevilla, y en las dos primeras dispone de un expediente de regulación de empleo temporal activo (ERTE) hasta finales de septiembre.

Esta medida también la ha aplicado Ford en Almussafes y Stellatis, mientras que Volkswagen dispone de un ERTE por si es necesario tomar medidas.

Mientras tanto, la delicada situación provocada por la escasez de semiconductores ha provocado un colapso en la producción de vehículos en España. La fabricación se ha contraído un 21,6% respecto a 2019 y los fabricantes ya han asumido que esta situación no mejorará en 2021.

Artículos Relacionados