Juegos en la nube, ¿Son el futuro?

Como resultado de la pandemia, los videojuegos ganaron popularidad como forma de entretenimiento durante los confinamientos.

El COVID ayudó a impulsar las ventas de videojuegos en EE. UU. a un récord de 56.9 mil millones de dólares en 2020, un aumento masivo del 27% con respecto al año anterior. Los videojuegos evolucionan constantemente en términos de gráficos, mecánicas y más.

Requieren progresivamente mejores especificaciones informáticas para funcionar correctamente. Es poco probable que pueda ejecutar un juego creado en 2021 en una PC que obtuvo en la década de 2000, a menos que haya actualizado significativamente tu equipo.

Los juegos en la nube parecen ser una solución cada vez más viable para este problema, ¿Pero qué es eso exactamente?

Qué son los juegos en la nube?

Cuando normalmente juegas, descargas el juego o (cada vez más raramente) lo reproduces desde un disco. La forma en que se ve y se ejecuta el juego depende del procesador y la tarjeta gráfica de tu ordenador.

Con los juegos en la nube, el juego se transmite como una serie de frames de video comprimidos que reaccionan a la entrada. El juego se ejecuta en un servidor remoto que soporta toda la carga de procesamiento en lugar de su sistema.

Cuando presionas una tecla para que tu personaje avance, esta entrada se envía a este servidor que le dice al juego lo que presionaste y luego envía un nuevo frame de video que muestra el resultado de tu acción.

La idea de los juegos en la nube ha existido durante una o dos décadas, pero últimamente se ha convertido en un serio competidor. Con la continua dificultad a la que se enfrentan los clientes para obtener hardware de juego de última generación, como tarjetas gráficas, procesadores y consolas; se está volviendo cada vez más atractivo como alternativa y se estima que será una industria de 1500 millones de dólares en los próximos años.

Los servicios de juegos en la nube incluyen los servicios de juegos en la nube de la consola PlayStation Now y Xbox Cloud Gaming, así como Amazon Luna y GeForce Now de Nvidia. El futuro solo parece más brillante ya que se espera que los juegos en la nube se expandan a una importante tasa de crecimiento anual.

Partes interesadas clave en los juegos en la nube

Plataformas de juegos en la nube:

estos son los servicios y proveedores de contenido que permiten jugar en sus servidores y dispositivos y brindan la transmisión a través de Internet.

También proporcionan juegos, paquetes de juegos y pases de suscripción a los usuarios. Entre otras: GeForce Now, Playstation Now o Xbox Game Pass.

Desarrolladores y editores de juegos: crean y publican los videojuegos proporcionados por los servicios de contenido. Algunos ejemplos son Activision, Tencent o Ubisoft.

Proveedores de servicios de Internet: una parte integral de una experiencia de juego exitosa en la nube es el acceso a Internet de alta calidad. Los ejemplos incluyen a cualquier compañía relevante de internet.

La historia de los juegos en la nube

La primera demostración de la tecnología de juegos en la nube fue realizada por la startup G-cluster (abreviatura de Game Cluster) que presentó su producto en el E3 de 2000 y lo lanzó alrededor de 2003.

En su modelo inicial alrededor de 2005, G-cluster ofrecía juegos de PC que se ejecutaban en sus servidores. Utilizaron proveedores de servicios y software para ayudar a que su servicio llegase a los operadores de red y luego ofrecieron los juegos a través de portales a los clientes.

En 2010, con mejoras en datos, compresión de video y capacidades de teléfonos inteligentes, aumentó el potencial de juegos en la nube. Servicios como OnLive y Gaikai se anunciaron en esta época. OnLive había obtenido cierto apoyo de grandes editores como Ubisoft, 2K Games y THQ pero les resultó difícil conseguir que otros editores se unieran, ya que desconfiaban del modelo de precios de suscripción.

Gaikai fue adquirida por Sony Computer Entertainment en julio de 2012 por 340 millones de dólares y en octubre de 2012, ofrecía juegos de PlayStation en la nube. En última instancia, la tecnología detrás de Gaikai se utilizó como base para PlayStation Now que se presentó por primera vez en 2014.

Mientras tanto, OnLive nunca obtuvo ganancias y fue adquirida por OL2. Después de que eso también fallara, la propiedad intelectual de OnLive y OL2 fue adquirida por Sony Computer Entertainment en abril de 2015, para cerrar un mes después.

La adquisición de la propiedad intelectual de Gaikai y OnLive le dio a Sony acceso a una variedad de patentes que cubren algunos de los protocolos que cubren la retransmisión de los juegos en la nube.

En mayo de 2018, comenzó un nuevo capítulo en la historia de los juegos en la nube con Electronic Arts adquiriendo activos y talentos de juegos en la nube de GameFly. Anunciaron el “Proyecto Atlas” para procesar y transmitir de forma remota juegos HD multijugador de gran éxito con la latencia más baja posible.

Ese mes, los gigantes tecnológicos Google y Microsoft también anunciaron iniciativas de juegos en la nube, con Google comenzando a probar “Project Stream” (incluida una versión beta cerrada con Assassin’s Creed Odyssey ejecutándose a través de un cliente en la web de Google Chrome) y Microsoft anunciando el próximo Proyecto xCloud, aprovechando la tecnología de Microsoft Azure.

En la Game Developers Conference de 2019, Google anunció oficialmente su servicio de juegos en la nube Stadia, que se lanzó el 19 de noviembre de ese año. En abril de 2020, Google eliminó la tarifa de entrada al servicio en la nube Stadia, para no mucho después terminar cerrando por completo su plataforma.

Amazon presentó su propio servicio en la nube, Luna, en septiembre de 2020. Los juegos del servicio se ofrecerán a través de un servicio de suscripción al estilo de un canal y los juegos propios de Amazon y los de Ubisoft estarán disponibles en el lanzamiento del servicio.

Una de las actualizaciones más recientes en la historia de los juegos en la nube fue en octubre de 2021, cuando NVIDIA anunció su plataforma de juegos en la nube de próxima generación que ofrece juegos de clase GeForce RTX 3080 en GeForce NOW™.

Disponibles exclusivamente en una nueva membresía de alto rendimiento. Samsung también anunció oficialmente su nueva plataforma de descubrimiento de transmisión de juegos, Gaming Hub para su gama de televisores inteligentes en el CES de 2022.

Gaming Hub es esencialmente una nueva plataforma de software que reúne otras plataformas de transmisión de juegos en el mismo lugar, al tiempo que ofrece a los jugadores sugerencias y formas de descubrir nuevos contenidos.

Por qué los juegos en la nube son cada vez más atractivos?

  • Con los juegos en la nube, no necesitas actualizar la PC o consola. En lugar de comprar hardware de juegos, una computadora portátil básica o incluso un teléfono móvil sería suficiente. También puedes comprar una caja de transmisión y un controlador económicos que se conecten a tu televisor y red doméstica.
  • Puedes jugar juegos en cualquier sistema operativo o dispositivo. La mayoría de los juegos no móviles de gama alta se limitan actualmente a PC (principalmente con el sistema operativo Windows) o consolas. Los juegos en la nube permiten que los juegos se vuelvan más independientes de la plataforma, lo que permitiría que las PC y las tabletas que ejecutan Mac, Linux, Android y otros sistemas operativos jueguen juegos que de otro modo, solo se ejecutarían en Windows.
  • Los fabricantes de televisores podrían integrar soporte para servicios de juegos en la nube en sus televisores inteligentes. El televisor no necesitaría ningún hardware de juegos potente y costoso: Cualquier televisor con el software correcto y un controlador podría funcionar para jugar sin necesidad de hardware adicional. Algunos televisores inteligentes ya incluyen esta función a través de su integración OnLive o planean hacerlo en el futuro, como Samsung Gaming Hub.
  • Muchos juegos pueden requerir de una descarga de 10 GB, 20 GB o incluso mucho más antes de poder jugarlos. Los juegos en la nube permiten comenzar a jugar al instante, ya que el servidor ya tiene el juego instalado y puede comenzar a jugarlo de inmediato. Esto también ayuda a evitar la espera de actualizaciones de parches.
  • Los servicios en la nube permiten una visualización muy fácil de los juegos, como los partidos de juegos profesionales. Los espectadores no necesitan el juego instalado, ya que la transmisión de video podría duplicarse fácilmente para muchos usuarios.
  • Si los juegos se ejecutan en servidores remotos en lugar de en tu propia computadora, es casi imposible piratearlos. Esto hace que los juegos en la nube sean una forma atractiva de DRM para los editores.

Impedimentos para el éxito de los juegos en la nube

Si bien los juegos en la nube tienen varias ventajas, también enfrentan algunos grandes desafíos. Veamos algunos de ellos.

  1. La calidad de la experiencia de juego en la nube depende considerablemente de la velocidad y el ancho de banda de la conexión a Internet. El acceso a Internet de alta calidad sigue siendo un problema apremiante en varios países y podría decirse que es el mayor obstáculo para jugar en la nube.
  2. El video del juego que recibes de un servicio de juegos en la nube está comprimido, por lo que no será tan nítido ni detallado como lo podría generar una PC para juegos de gama alta. Sin embargo, el video comprimido que recibes puede verse mejor que un juego renderizado localmente.
  3. Los servicios de juegos en la nube requieren una gran cantidad de ancho de banda. Si tienes límites de ancho de banda en tu conexión a Internet, esto podría ser un grave problema. Si todos juegan juegos usando servicios en la nube, el uso de ancho de banda aumentaría dramáticamente.
  4. Los juegos reaccionan a tus acciones mucho más rápido cuando se ejecutan en tu computadora local. El tiempo de reacción es más rápido cuando el movimiento del mouse solo tiene que llegar a su dispositivo local que cuando tiene que viajar a través de una conexión a Internet, renderizarse y comprimirse y luego regresar a ti. Los servicios de juegos en la nube, siempre tendrán más latencia que el hardware local.

  5. A los editores les encantan los resultados DRM de los juegos en la nube, pero muchos jugadores estarían en desventaja si los juegos en la nube se convirtieran en la forma principal de jugar. Así como es imposible para las personas que viven en ciertas áreas jugar juegos siempre en línea, como Diablo 3, los juegos en la nube tendrían requisitos de conexión a Internet aún más altos.

El futuro de los juegos en la nube

Los juegos en la nube todavía están en pañales. Dicho esto, muchos jugadores de todo el mundo ya están viendo los beneficios de los juegos en la nube y se están convirtiendo en su forma favorita de jugar.

Para este grupo, el futuro de los juegos en la nube es brillante y ya es una solución de juego viable como resultado de un mejor acceso a Internet de alta calidad a nivel mundial. También hay desarrolladores como mainframe que planean crear juegos nativos en la nube que ayudarán a que la nube sea más popular.

Se recaudaron 22,9 millones de dólares para desarrollar juegos nativos en la nube en noviembre de 2021. Un aumento en las asociaciones entre las plataformas de juegos en la nube y los desarrolladores y editores de juegos también hará que la industria prospere.

Un método propuesto para mejorar la escalabilidad de la transmisión de juegos es la programación de recursos de la unidad de procesamiento de gráficos adaptable (GPU), la mayoría de los proveedores de juegos en la nube utilizan GPU dedicadas para cada persona que juega un juego.

Esto conduce al mejor rendimiento, pero puede desperdiciar recursos. Se han desarrollado nuevos algoritmos de administración de recursos que pueden permitir que se utilice hasta el 90 % de la potencia original de la GPU incluso cuando se divide entre muchos usuarios.

Otra idea es predecir la entrada del jugador para intentar reducir la latencia mediante algoritmos. El jefe de ingeniería de Stadia, Majd Bakar, previó la posibilidad futura de usar dicho concepto para reducir la latencia hasta el punto en que básicamente no existe y llamó a este concepto “latencia negativa”.

De cualquier manera, el futuro de los juegos en la nube y el ecosistema de juegos en la nube parece brillante al menos a largo plazo.

🔥 RELACIONADOS