• Categoría de la entrada:TEDX
  • Tiempo de lectura:1 minutos de lectura

El “eyeborg” de Neil Harbisson le permite escuchar colores, incluso aquellos que están más allá del alcance de la vista.

Nacido con la incapacidad de ver el color, Neil Harbisson usa un dispositivo protésico, lo llama “eyeborg”, que le permite escuchar el espectro, incluso esos colores más allá del alcance de la vista humana.

Su experiencia única del color informa su obra de arte, que, hasta que conoció al cibernético Adam Montandon en una conferencia universitaria, era estrictamente en blanco y negro.

Al trabajar con Montandon, y más tarde con Peter Kese, Harbisson ayudó a diseñar un ocular liviano que usa en la frente y que transpone las frecuencias de luz de los tonos de color en frecuencias de sonido.

La obra de arte de Harbisson desdibuja los límites entre la vista y el sonido. En su serie Sound Portraits, escucha los colores de los rostros para crear un acorde microtonal.

En el proyecto City Colors, expresa las capitales de Europa en dos colores (Mónaco es azul y rosa salmón; Bratislava amarillo y turquesa).

Compartir es Vivir!

Comparte tu opinión