¿Cómo limpiar tu teléfono de basura y acelerar su funcionamiento?

En este artículo vas a encontrar las formas más fáciles y efectivas para mejorar el funcionamiento de los dispositivos Android e iPhone.

1. Reinicia tu dispositivo

A pesar de la aparente banalidad, esta es una de las formas más simples y efectivas de revivir un dispositivo lento y congelado.

Cuando reinicias, no solamente se reinician todos los procesos del sistema si no que también se eliminan varios archivos temporales que ocupan espacio y pueden ralentizar un teléfono inteligente.

Para reiniciar, por lo general, simplemente debes presionar y mantener presionado el botón de encendido hasta que aparezca el menú y luego seleccionar la opción de reinicio.

En su defecto, puedes apagar y encender el dispositivo, puesto que el efecto será el mismo.

2. Instala las actualizaciones disponibles

Con cada actualización de firmware, los fabricantes corrigen errores y mejoran el rendimiento de los teléfonos inteligentes.

Por lo tanto, se recomienda instalar siempre las últimas versiones de software disponibles.

Las únicas excepciones, se encuentran en los dispositivos muy antiguos que debido a un llenado de hardware débil, pueden comenzar a ralentizarse aún más con un firmware moderno.

En iPhone, ve a “Configuración → General → Actualización del sistema” para verificar si existen actualizaciones.

En smartphones de Android “Configuración → Sistema → Actualización del sistema”.

Deberás esperar hasta que finalice la búsqueda de actualizaciones disponibles e instálarlas haciendo clic en el botón correspondiente.

3. Limpiar la caché

Otra forma de eliminar archivos temporales y varios archivos basura es borrar toda la memoria caché del sistema del dispositivo.

En Android, puedes hacer la limpieza abriendo “Configuración → Almacenamiento” y luego ir seleccionando el almacenamiento interno y haciendo clic en el botón de Liberar espacio.

No hay una función separada para la limpieza de cache en iOS, puesto que el propio dispositivo lo realiza al reiniciarse.

Es mejor no utilizar limpiadores y utilidades de optimización de terceros, porque suelen hacer más daño que bien.

La única recomendación para Android es la aplicación oficial de Archivos de Google que desde la pestaña “Limpieza” puedes usarla para eliminar los archivos temporales acumulados.

4. Elimina las aplicaciones innecesarias y todos sus datos

La falta de espacio libre en el almacenamiento interno conduce a un acceso más lento a los archivos y como resultado, a una disminución en el rendimiento del dispositivo.

Se desaconseja llenar el almacenamiento hasta el máximo, es aconsejable dejar siempre al menos un 10% del volumen total desocupado. Mejor aún si ese espacio alcanza hasta un 20 o 25% del dispositivo.

Con el tiempo, las aplicaciones acumulan datos y pueden ocupar una cantidad obscena de espacio.

Para eliminar todos esos datos viejos en Android, ve a “Configuración → Almacenamiento → Otras aplicaciones” o “Configuración → General → Almacenamiento” en los dispositivos de iOS.

A continuación, revisa los programas que ocupan más espacio y haz clic en “Borrar datos” dentro de cada uno de los programas. Si no tienes la aplicación de limpieza, tendrás que desinstalarla y reinstalarla.

Además, para liberar espacio, puede deshacerte de los programas que menos utilizas, quizás sea tiempo de que revises que es más o menos importante para ti.

5. Instala las versiones lite de las aplicaciones

Si el problema de ahorrar espacio en el disco es muy grave, la solución lógica sería eliminar los navegadores habituales, los mensajeros instantáneos y los clientes de redes sociales e instalar versiones más ligeras.

Algunas de las aplicaciones más importantes, tienen una opción “lite” y se pueden encontrar desde la propia Google Play o App Store agregando “lite” al nombre de la aplicación.

Las APPS lite tienen una interfaz más limpia y a veces, un conjunto de funciones reducido pero ocupan mucho menos espacio y funcionan mucho más rápido.

6. Transfiere las aplicaciones y los datos a tu tarjeta de almacenamiento

La memoria interna tiene una mayor velocidad de escritura, por lo que todas las aplicaciones están instaladas en ella de forma predeterminada.

Realmente es mejor mantener los programas más importantes y de uso más frecuente en el almacenamiento interno del teléfono, pero el resto se puede transferir a una tarjeta de memoria SD.

Para mover las aplicaciones, ve a “Configuración → Aplicaciones” abre la aplicación que deseas cambiar y usa el botón “Mover”.

Desafortunadamente, no todos los teléfonos inteligentes ofrecen esta función y dado que los iPhone no admiten tarjetas de memoria, esta es una opción exclusiva para los dispositivos Android.

7. Elimina el contenido innecesario

Si después de hacer todo lo anterior, el almacenamiento del teléfono inteligente aún está lleno, tendrás que revisar fotos, videos, música y otros contenidos multimedia.

Aquello que sea innecesario se puede eliminar de inmediato y todos los archivos que tienen valor se pueden cargar en los almacenamientos en la nube o mejor, cópialo a una computadora o dispositivo externo.

8. Reducir la cantidad de widgets

Al igual que otras funciones adicionales, los widgets pueden sobrecargar el sistema y hacer que se ralentice; especialmente en los dispositivos más económicos y obsoletos.

Solo hay una opción para poder mejorarlo: Eliminar todos los elementos que no tengan especial importancia y dejar solamente los más necesarios.

Para eliminar, simplemente mantén el dedo sobre el widget a eliminar y arrástralo hasta la cruz que aparece en la parte superior o haz clic en el icono menos para procedera borrarlo.

9. Deshabilita las animaciones

Las animaciones de las transiciones entre escritorios y la representación de otros efectos de interfaz cargan tanto al procesador de un teléfono inteligente desactualizado como a los menos potentes.

Al deshabilitar estas opciones, vas a poder mejorar el rendimiento.

En dispositivos Android, antes de nada debes habilitar el modo de desarrollador.

Luego, ir al menú “Configuración → Sistema → Para desarrolladores” busca la sección “Representación” para configurar el parámetro “Sin animación” para las opciones de “Animación de ventanas / Animación de transiciones y Duración de animación”.

En el iPhone, vaya a Configuración → Accesibilidad y luego en la sección Tamaño de pantalla y texto, active el interruptor de palanca Reducir transparencia y, en la sección Movimiento, active Reducir movimiento.

10. Realiza restablecimiento a como venía de fábrica

El método de limpieza más radical y eficaz que se puede utilizar como último y mejor recurso es el restablecimiento a modo de fábrica.

Cuando restablezcas el teléfono inteligente se restaurará a la configuración por defecto, eliminando todo el contenido y todos lo acumulado en su interior hasta el momento.

Debes tener en cuenta de que se eliminará todo el contenido, incluidas las fotos, los videos y todo tipo de documentos existentesotros. Por lo tanto, no olvides transferir cualquier dato y documento importante o hacer una copia de seguridad.

En Android, ve a “Configuración → Sistema → Restablecer datos de fábrica” y luego selecciona “Borrar todos los datos” y presiona el botón “Restablecer configuración del teléfono” antes de confimar.

Para restablecer un smartphone en iPhone, ve a “Configuración → General → Restablecer → Borrar contenido” y finalmente configura y confirma la acción.


Con estos 10 pasos vas a poder optimizar y mejorar el rendimiento de tu teléfono personal, si quieres conocer más cosas sobre Android o el desarrollo para Android, puedes seguir con alguno de los enlaces que vas a encontrar a continuación.