• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Los planes para lanzar un real (moneda de Brasil) digital son parte de la agenda de modernización del banco central de Brasil. El banco central de Brasil, ha lanzado ya las directrices generales para la digitalización de su moneda, el real.

En lo que respecta a los plazos de implementación, el banco central señaló que se deben tener más discusiones antes de que la CBDC de Brasil se convierta en una realidad.

“Antes de definir la presentación de un cronograma de implementación, el diálogo con la sociedad permitirá un análisis más detallado no solo de los casos de uso que pueden beneficiarse de la emisión de una CBDC, sino también de las tecnologías más adecuadas para su implementación”, declaró la institución.

Las amplias pautas de la moneda digital del banco central brasileño siguen el lanzamiento de un grupo de estudio en Agosto del pasado año para analizar el impacto positivo

Además, se quieren analizar los posibles riesgos involucrados alrededor de tener un real digital, así como estudiar la protección de datos y la ciberseguridad alrededor del proyecto.

Según la autoridad bancaria, el conjunto de pautas actual hace hincapié en la posibilidad de desarrollar nuevas ofertas de mercado basadas en innovaciones como contratos inteligentes, Internet de las cosas (IoT) y dinero programable.

El real digital también se podrá utilizar en pagos a minoristas, ser usado en operaciones en línea e incluso para realizar pagos en el mundo real.

Como extensión de la moneda física, la distribución del real digital será intermediada por el custodio del Sistema Financiero Nacional y del Sistema de pagos brasileño, sin ninguna renumeración extra para las instituciones.

Además, el marco del banco central tiene como objetivo garantizar la seguridad jurídica de las operaciones que se realicen con la moneda digital.

Según el banco central, el diseño tecnológico del real digital debe permitir “el pleno cumplimiento de las recomendaciones y normas legales internacionales en materia de prevención del blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva”, así como “cumplir las órdenes judiciales capaces de rastrear operaciones ilícitas”.

El banco central también señaló que el real digital debería permitir la interoperabilidad y la integración con el fin de permitir los pagos transfronterizos.

Respecta a la ciberseguridad, la institución señaló que los estándares de resiliencia y ciberseguridad son equivalentes a los arreglos aplicables a la infraestructura crítica del mercado financiero.