• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

GitOps es un marco operativo que toma las mejores prácticas de DevOps y las aplica a la automatización de la infraestructura.

Cuando los equipos usan un flujo de trabajo de GitOps, experimentan beneficios a lo largo del ciclo de vida del desarrollo.

Un sistema de control de versiones de Git mejora la seguridad y el cumplimiento

Una cadena de herramientas simplificada reduce las superficies de ataque, ya que los equipos utilizan una única plataforma para la gestión de la infraestructura.

Si ocurre un ataque, los equipos pueden volver al estado deseado utilizando el sistema de control de versiones.

Como resultado, GitOps reduce el tiempo de inactividad y las interrupciones, al tiempo que permite que los equipos continúen con el desarrollo en un entorno sin compromisos.

Los equipos que deben seguir un cumplimiento estricto a menudo experimentan una menor colaboración en contextos muy regulados, donde la política a menudo limita la cantidad de personas que pueden implementar cambios en un entorno de producción.

Sin embargo, con GitOps, cualquiera puede proponer un cambio a través de una solicitud de revisión, lo que amplía el alcance de la colaboración y limita la cantidad de personas con la capacidad de fusionarse con la rama de producción.

Cuando los equipos adoptan un flujo de trabajo de GitOps, experimentan un mayor control de acceso porque los cambios se automatizan mediante herramientas de CI/CD, lo que elimina la necesidad de proporcionar credenciales de acceso a todos los componentes de la infraestructura.

GitOps permite que todos contribuyan pero una mayor colaboración acompaña a la necesidad de mantener un historial actualizado de todos los cambios. GitOps garantiza que todas las confirmaciones en la rama main actúen como un registro de cambios para la auditoría.

Las mejores prácticas establecidas mejoran la colaboración y la productividad

GitOps incorpora las mejores prácticas de desarrollo de software para la infraestructura como código, flujos de trabajo de Git y canalizaciones de CI/CD.

Los equipos de operaciones ya tienen estas habilidades, conocimientos y requisitos de cadena de herramientas preexistentes, por lo que la decisión de adoptar GitOps no resultará en una curva de aprendizaje significativa.

Los flujos de trabajo de GitOps simplifican los procesos para mejorar la visibilidad, crear una única fuente de información y mantener un conjunto reducido de herramientas.

Un flujo de trabajo de GitOps ofrece visibilidad y mejora la colaboración, ya que los equipos usan un sistema de control de versiones de Git y fusionan solicitudes como mecanismo para cada cambio de infraestructura.

Cada actualización pasa por el mismo proceso de revisión y aprobación, los equipos pueden colaborar compartiendo ideas, revisando código y ofreciendo comentarios.

La automatización mejora la experiencia del desarrollador y reduce los costos

Con las herramientas de CI/CD y la implementación continua, la productividad aumenta, porque los equipos se benefician de la automatización y pueden concentrarse en el desarrollo en lugar de invertir sus esfuerzos en tareas tediosas y manuales.

Los flujos de trabajo de GitOps mejoran la experiencia del desarrollador, ya que los miembros del equipo pueden usar el lenguaje y las herramientas que deseen antes de enviar actualizaciones a Git.

Hay una barrera de entrada baja, lo que permite a cualquier persona, desde los nuevos empleados hasta los miembros del equipo permanentes, volverse productivos rápida y fácilmente.

La automatización de la infraestructura mejora la productividad y reduce el tiempo de inactividad, al tiempo que facilita una mejor gestión de los recursos de la nube, lo que también puede reducir los costos.

La automatización de la definición y prueba de la infraestructura elimina las tareas manuales y el retrabajo, al tiempo que reduce los tiempos de inactividad debido a las capacidades integradas de reversión.

Las integraciones continuas conducen a un desarrollo e implementación más rápidos

A los equipos les resulta más fácil impulsar un cambio mínimo viable ya que GitOps permite implementaciones más rápidas y frecuentes.

Usando las mejores prácticas de GitOps, los equipos pueden realizar envíos varias veces al día y revertir los cambios si hay un problema.

Las implementaciones de alta velocidad conducen a lanzamientos más rápidos, lo que ayuda a los equipos a generar valor comercial y para el cliente.

Con la integración continua, los equipos son más ágiles y pueden responder rápidamente a las necesidades de los clientes.

Los flujos de trabajo de Git aumentan la estabilidad y la confiabilidad

La infraestructura está codificada y repetible, lo que reduce el error humano. Las solicitudes de combinación facilitan las revisiones de código y la colaboración y también ayudan a los equipos a identificar y corregir errores antes de llegar a producción.

También hay menos riesgo, ya que todos los cambios en la infraestructura se rastrean a través de solicitudes de combinación y los cambios se pueden revertir a un estado anterior si una iteración no funciona bien.

Los flujos de trabajo de Git reducen el tiempo de recuperación al permitir reversiones a un estado más estable y ofrecer copias de respaldo distribuidas en casa de una interrupción distribuida en caso de una interrupción grave.

GitOps permite a los equipos iterar más rápido para ofrecer nuevas funciones sin temor a generar un entorno inestable.

Comparte tu opinión