VPN es un acrónimo de Red Privada Virtual, una forma segura de establecer una comunicación de red canalizada y segura a través de una red/internet pública.

Las redes privadas virtuales son capaces de cifrar el tráfico de Internet y disfrazar tu identidad en la Internet pública; todo el cifrado ocurre a tiempo real.

Con ello se dificulta que un posible malicioso hacker sea capaz de rastrear tu actividad o pueda robar tus datos.

Si bien, existen muchas VPN gratuitas, no puedes estar seguro de si están eliminando tus registros o no.

Por lo que es mejor optar por un servicio de VPN de pago, si la privacidad es lo más importante para ti no deberías de dudar en gastar algo en mantenerte protegido.

La mayoría de las empresas como ExpressVPN, TurboVPN o SurfShark ofrecen una prueba de VPN para que puedas probar sus servicios antes de pagar por ellos.

Ahora bien, veamos rápidamente el funcionamiento de una VPN.

Hablando a groso modo, habilitar una VPN sirve para ocultar la dirección IP de tu estación de trabajo y redirigir el tráfico a través de un servidor remoto.

Entonces, tan pronto como navegues bajo una VPN se ocultará tu IP y la VPN se convertirá en la fuente de todo el tráfico e información que navegue mediante la red desde tu teléfono.

Por eso, ninguna entidad de terceros o incluso el proveedor de servicios de Internet podrá rastrear tus datos de navegación, así como los datos que envies o recibas.

¿Qué pasos debo seguir para conectarme a una VPN desde Android?

En la siguiente sección, veremos la forma de conectarse a una VPN desde el sistema operativo Android.

Podemos hacer uso de varias herramientas de código abierto como ExpressVPN, StrongVPN o TunnelBar, etc. para establecer conexiones VPN.

Para el contexto de esta demostración, utilizaremos la conexión de soporte de VPN incorporada de Android que ofrece soporte integrado para conexiones VPN PPTP y L2TP y no requiere la instalación de ninguna aplicación de terceros.

Tanto PPTP como L2TP tienen algunas vulnerabilidades, como ser inseguros debido al uso de claves compartidas.

Por lo tanto, para el uso real, se recomienda el uso de cualquier aplicación VPN independiente u OpenVPN.

Sigue estos pasos para agregar un servidor VPN a la lista de conexiones VPN:

Abre la aplicación de Ajustes de tu smartphone, haz clic en Redes e Internet y por último en VPN. Una vez que estés en la sección de VPN, haz clic en Agregar una red VPN.

En la sección Agregar o pulsando sobre el icono de + deberás ingresar la siguiente información:

  • Nombre: Ingresa un nombre legible para la VPN.
  • Dirección del servidor: Deberá ingresar el FQDN o la IP del servidor VPN remoto al que te vas a conectar. Por ejemplo: xyz.demo.com o una dirección IP (xx.yy.zz.aa)
  • Elige el tipo de VPN: PPTP o L2TP.
  • Habilita el cifrado PPP para tu canal de comunicación.
  • Nombre de usuario: Ingresa un nombre de usuario legible. Esto se utilizará cada vez que desees conectarte a la VPN.
  • Contraseña: Ingresa un valor seguro que se use para autenticarse mientras intentas conectarte al servidor VPN.

Una vez que hayas ingresado todos los datos de manera correcta, solamente deberás seleccionar si quieres mantener la VPN conectada de manera constante o no.

Con esto, ya vas a poder ver los detalles de tu VPN en la configuración de VPN y navegar bajo la red privada virtual protegiendo todos tus datos antes posibles inclusiones de terceros.


Conclusión

Si bien hemos descrito la forma manual de conectarse a una VPN, existen muchas aplicaciones de Android que hacen que la conexión a una VPN sea muy sencilla.

Simplemente instala la aplicación y dale permisos para editar la configuración de la VPN y eso será todo.

Para más publicaciones de este tipo relacionadas con los últimos trucos tecnológicos, manténte en sintonía conmigo. Puedes encontrarme en twitter o facebook, solamente debes buscar los perfiles sociales de @ciberninjas 🥳