• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La Inteligencia Artificial está de moda en este momento por razones tanto positivas como dañinas. AI es un desarrollo con visión de futuro en tecnología.

Inteligencia artificial es una tecnología, como todas las demás tecnologías, que pretende hacernos la vida más sencilla.

La rama de las ciencias de la computación llamada inteligencia artificial (IA) se esfuerza en crear computadoras inteligentes que pueden realizar actividades que necesitan la inteligencia humana.

Rompiendo los mitos y las preocupaciones de la IA

El cerebro humano tiende a permanecer en el lado seguro y mantenerse alejado de cualquier cosa que perciba como una amenaza para él.

Como resultado, las personas con frecuencia aceptan falsedades y evitan correr riesgos al utilizar nuevas tecnologías.

En este artículo, he enumerado los tres mitos sobre la inteligencia artificial.

Mito 1: El trabajo humanos está en riesgo

Muchas personas están de acuerdo en que la IA automatizará las ocupaciones y tareas más aburridas, rutinarias o de baja calificación.

Tales afirmaciones engañan y asustan a los empleados y trabajadores poco calificados, lo que les vuelve hostiles hacia las nuevas tecnologías.

Realidad

Es importante prestar mucha atención a la observación indicada. Si bien, la IA puede automatizar una pequeña cantidad de tareas o trabajos, esto no garantiza la pérdida generalizada de empleos y el desempleo.

La inteligencia artificial quiere reemplazar los trabajos que no requieren atención humana, liberando a las personas para que dirijan su atención e inteligencia a actividades que requieren un análisis y una deliberación cuidadosos.

Sin embargo, aunque la tecnología reemplace trabajos tediosos y repetitivos, también crea trabajo adicional y una variedad de talentos. El auge de la IA permite a las personas ampliar sus habilidades y destrezas de manera más sofisticada.

Mito 2: Son más inteligentes que nosotros

Otro mito sobre la IA es la idea de que puede superar la inteligencia humana. Esto se puede atribuir en parte a cómo se representa la inteligencia artificial en las películas de ciencia ficción.

Esa visión, ayuda a difundir la idea de que la inteligencia humana está por debajo de la de las máquinas.

Realidad

La verdad es que la inteligencia se puede medir de muchas maneras diferentes. La IA y los robots son bastante buenos en matemáticas y memoria.

Sin embargo, los humanos pueden hacerlo mejor en varios parámetros de otras dimensiones. Por ejemplo, la inteligencia emocional, la creatividad, la planificación estratégica y algunos otros aspectos.

Esto implica que las máquinas están muy distantes aún de los cerebros humanos y que no van a poder alcanzarlos por el momento.

Mito 3: La IA es bastante complicada

Muchas personas encuentran que la tecnología es complicada y que es posible que algunas ni siquiera entiendan la inteligencia artificial. Todo lo nuevo parece complicado, sobre todo al principio.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, las nuevas tecnologías se convierten en nuestros amigos cercanos y adquirimos conocimiento sobre sus capacidades y cómo usarlas.

Realidad

Ciertas tecnologías son complejas y difíciles de entender, pero no todas. La complejidad de la tecnología varía según el mercado objetivo al que sirve, aunque algunos de ellos sin duda lo son.

Sin embargo, se vuelve menos complejo si el usuario final está preparado para estudiar y comprender la tecnología.

Comparte tu opinión